Escalable y escalabilidad

Ya sé que me repito pero lo de los barbarismos me pone nervioso.

Escalable es algo que se puede escalar. O sea, el Mont Blanc, como en la foto. Pero una red informática o una aplicación no son escalables, son ampliables.

mont blanc

Ya tenemos otra palabreja que como siempre tiene su origen en el inglés, gran influencer. Viene de la palabra “scale” (escala musical, báscula, escala de un mapa o de temperatura, escama de un pez, etc.). Luego tenemos el verbo to “scale” (escalar un monte y también quitar el sarro) y por fin llegamos a la madre del cordero: “to scale up” (“crecer o expandirse de forma proporcional y lucrativa); de ahí scalable y scalability. En español escalable y escalabilidad. Sin paracaídas ni vaselina.

Lo de escalable y escalabilidad se aplicó a sistemas informáticos y ahora a empresas, por analogía. En Google hay más de 2,5 millones resultados en español. Por ejemplo:

Se entiende por escalabilidad a la capacidad de adaptación y respuesta de un sistema con respecto al rendimiento del mismo a medida que aumentan de forma significativa el número de usuarios del mismo (web de la Junta de Andalucía)

Diez consejos para hacer tu startup escalable (El País, Cinco Días)

Lo mejor de todo es que sinónimos de scalable con ese sentido son expandible, expansible, adaptable, ductile, elastic, flexible… Podríamos haber tomado un sinónimo en lugar de inventarnos una palabra nueva: o sea, ampliable…o expandible…incluso elástico.

Dentro de unos años no habrá que estudiar inglés. Nos entenderán en español. Por ejemplo: Voy a aplicar a una posición en esta start-up. Sus productos son customizables y seguro que hacen un buen profit. Haré un forward del email con el CV que mandé hace poco a tu brother. Además conozco al CEO y al business manager. Estuve en un workshop con ellos y el management me pareció super easy going. ¡Ah! Además la empresa es una joint venture que es súper escalable, con buen branding y lo tienen todo outsourced.

Cuando el español no dispone de los términos adecuados para nombrar una nueva realidad lo más lógico es recurrir a otras lenguas y formar la palabra, en español. Ejemplos de extranjerismos son carabela, mejillón, almeja, biombo, bandeja o cachalote (del Portugués); pan, beis (beige), carnet, cabaret, buque, bagaje o garaje (galicismos); alerta, soneto, fragata o góndola (italianismos); cacao, chocolate, canoa, huracán, tabaco o maíz (americanismos); almohada, albañil, mazmorra, aduana o aceituna (arabismos). La lista es innumerable. Y del inglés hemos importado clic, gol, fútbol, yate, turista, vagón, estándar, etc.

Pero, ¿escalable? Estamos fuctup, o como se escriba en español.

Dedicado a Ana, que al preguntarle lo que era escalable, me contestó ¿Escalar qué?


2 respuestas a “Escalable y escalabilidad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s