¿Vamos al fútbol o a la ópera?

La ópera hasta hace bien poco se ha considerado un espectáculo elitista y caro.

Nada más lejos de la realidad: la ópera es como el vino. Hay vinos excelentes a precios asequibles, no hace falta ser sumiller para saber si te gusta y sabe mucho mejor al disfrutarlo rodeado de familia y amigos.

Pues con la ópera ocurre lo mismo: hay precios razonables, no hay que ser un entendido arrogante y pijo para que te guste y la ópera en directo, como cualquier otro espectáculo, es mucho mejor. Eso sí, es mejor leerse el argumento antes.

En el siglo XIX arrasaba: Los patios eran auténticas corralas mientras las clases elevadas ocupaban los palcos. Teatros como el Campoamor de Oviedo o Arriaga de Bilbao se estrenaron con óperas.

En relación a los precios, en Cádiz las entradas para ver Rigoletto el 3 de Marzo (de 2018) van de 25 a 45€ y ver el mismo día el partido Cádiz-Lorca de 2ª División cuesta de 30 a 45€.

La ópera podría ser un indicador del nivel cultural de un país. Lo mismo que se usan cifras de paro, PIB, exportaciones, salario medio, etc. el número de funciones totales por habitante nos dirían el nivel cultural, y por tanto de desarrollo, de un país.

¿Y España? La historia de la ópera en España hasta hace bien poco fue peor que Rigoletto, un verdadero drama.

De hecho, solo una ciudad ha tenido un teatro destinado a ello de forma más o menos permanente: Barcelona.  Tanta era la afición allí que en 1847 el Gran Teatro del Liceo (el Liceu) es inaugurado y, más importante, su financiación fue a base de aportaciones empresariales y de particulares.  Tan particulares que no dispone de palco Real. Es el único de los construidos en esos años que no lo tiene y fue durante mucho tiempo el de mayor aforo de Europa. Hoy ya es de titularidad pública.

Madrid quiso tener un teatro operístico antes y Fernando VII lo manda hacer en 1818; pero el Teatro Real no ve la luz hasta 1850 (que poco hemos cambiado). Desde entonces y durante 75 años competirán, catalanes y madrileños, con las principales plazas europeas.

En 1925 se derrumba una planta del edificio del Teatro Real que no se repara y poco después llega la guerra civil.  Durante la guerra se usa de polvorín y parte del teatro salta por los aires.

Tras la miserable posguerra, Franco lo reabre en 1966 como sala de conciertos. El Teatro Real de Madrid vuelve a ser plaza de ópera en 1997, tras seis años de polémicas obras. Poco antes, el Liceo de Barcelona quedó destruido por un incendio permaneciendo cerrando hasta 1999 y en el año 2005 se inaugura el Palacio de las Artes Reina Sofía de Valencia (382 millones, obra de Calatrava).

Tres teatros de Ópera, no está mal; pero a qué precio y otra vez la nefasta gestión de lo público cuando hay un ladrillo de por medio (y no sigo por aquí que me repito).

La ópera no se circunscribe a esos teatros. Desde hace unos pocos años se puede disfrutar de la ópera en muchas ciudades de España gracias a empresas como Ópera 2001 u Ópera XXI que llevan sus espectáculos de Sabadell a Cádiz o a Cartagena, Badajoz, Lorca, etc.

Por fin, la ópera llega a toda España y las salas se llenan. Por ejemplo, para la producción mencionada antes en Cádiz solo quedan 30 localidades libres. España representa 10 óperas al año por millón de habitantes, aún a años-luz de Austria (139), Suiza o Alemania (83 representaciones). Paciencia.

Para despedirme toca poner algo de ópera: qué difícil elección. Sinceramente, cuanto más populares, más me gustan pero casi todas tienen un pasaje que merece ser destacado. Vayamos a lo fácil.

Verdi escribió 3 óperas entre 1851 y 1853 conocidas como la “Trilogía Popular”: Rigoletto, La Traviata e Il Trovatore.

De Rigoletto se puede escoger la siguiente aria de Gilda, enamorada después de haber conocido a su pretendiente:

De La Traviata, el serio y conmovido Giorgio Germont, padre de Rodolfo, le ruega a su hijo que regrese a casa y abandone a Violeta:

Y por último, el coro de Il Trovatore:

Esto de la ópera no hay que tomarselo muy en serio y saberlo situar en su contexto. Sobre todo la famosa aria de Rigoletto “La Donna e mobile”. Se dice que esta aria la escribió Verdi al quejarse el tenor poco antes del estreno de que tenía poco protagonismo. Fijaros en la letra. Supongo que queda poco para que algún grupo de inquisidores clame para que la letra sea rescrita o que algún pirado boicotee la obra. Al tiempo. Por si os quedan dudas:

La donna è mobile, qual piuma al vento, (La mujer es voluble, como una pluma al viento)
muta d’accento, e di pensiero. (Cambia de palabra y de pensamiento)
Sempre un amabile, leggiadro viso, (Siempre un rostro amigable y hermoso)
in pianto o in riso, è menzognero. (Entre risas o lágrimas, mentiroso)
La donna è mobile, qual piùma al vento, (La mujer es voluble, como una pluma al viento)
muta d’accento, e di pensier (Cambia de palabra y de pensamiento)
e di pensier, e di pensier (Y de pensamiento, y de pensamiento)
È sempre misero, chi a lei s’affida, (¡Siempre es miserable quien en ella confía)
chi le confida, mal cauto il core! (Y le entrega incauto el corazón!)
Pur mai non sentesi felice appieno (Pero nadie se siente del todo feliz)
chi su quel seno non liba amore! (Si de su pecho no bebe el amor)
La donna è mobile, qual piùma al vento, (La mujer es voluble, como una pluma al viento)
muta d’accento e di pensier, (Cambia de palabra y de pensamiento)

Como no podía ser de otro modo, dedicado a Verdi, a su trilogía popular y a la que canta, y bien, las arias de las sopranos.


Una respuesta a “¿Vamos al fútbol o a la ópera?

  1. Hay otro canal de distribución de ópera, ballet, que tiene mucho éxito aqui en Francia los cines.

    Aprovechando las extraordinarias instalaciones visuales y sonoras de muchas salas de cine, se proyectan las mejores obras representadas en los grandes teatros como retransmitir toda la temporada del metropolitan de NY, o las representaciones de las grandes compañias con los mejores artistas como el ballet del bolchoï, la comédie française, etc.. Y esto a precios de «cine»…

    Os dejo un link por si estais interesados, próxima representación domingo 4/03 a las 16h: «Les flammes de Paris» representada por el bolchoï en Moscú.

    http://www.pathelive.com/les-flammes-de-paris#map-anchor

    Desgraciadamente a la misma hora juegan el Barcelona y el Atlético para decidir la liga. :-)) por lo que no iremos

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s